Al culminar la jornada electoral del 4 de julio, y con resultados a priori o todavía no oficiales, se puede decir que el gran triunfador de la elección es el Partido Revolucionario Institucional “PRI”, esto, a pesar de la aparente derrota en dos estados, donde este instituto político gobernaba  (Puebla y Oaxaca) y encontrándose muy cerrada la elección en el estado de Sinaloa. El PRI mantiene su racha ganadora, con la recuperación de tres estados (Aguascalientes, Tlaxcala y Zacatecas). Y para el caso de Sinaloa, si llegase a perder la elección, lo haría contra si mimo, es decir, la competencia en ese partido y en otros más, se mantuvo entre el PRI y ex Priístas abanderados por otros partidos.

Así entonces, el PRI recuperara Zacatecas y Aguascalientes, conservaría las gubernaturas de Chihuahua, Hidalgo, Durango, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz; y perdería en Puebla y Oaxaca, quedando en suspenso lo que pueda pasar en Sinaloa, pues el conteo está muy cerrado.

El PRD pierde Zacatecas a manos de un ex Perredista (Miguel Alonso) y gana en coalición con el PAN Oaxaca, donde su propuesta (Gabino Cue) salió avante. Para el caso de Puebla gana al igual que quizás lo podría hacer en Sinaloa. Es decir, el PRD sale perdiendo, pues Zacatecas era gobernado por si solos desde hace dos sexenios. Las divisiones internas hicieron que perdiera uno de sus importantes bastiones (Zacatecas), actualmente gobernado por una ex presidenta nacional de su partido (Amalia García).

Quien pierde más es el PAN, aunque claro está que los resultados podrán ser vistos desde distintas ópticas y visiones analíticas, lo cierto es que las cifras no mienten, pues el PAN pierde estados importantes como Aguascalientes y Tlaxcala donde gobernaba, y si bien es cierto que ganan en Oaxaca y Puebla, esto lo hacen en alianza con el PRD y otros institutos políticos, donde se avizoran conflictos álgidos por los estilos de gobernar, así como por la conformación de los equipos para gobernar. Aunado a ello, cabe apuntar que el candidato Moreno Valle, quien salio avante en la elección de gobernador en Puebla, responde a los intereses de Elba Esther Gordillo y no así a los del PAN o el PRD; y para el caso de Oaxaca con Gabino Cué, este es identificado como persona cercana a AMLO. Por otra parte, y de lograr consumarse la victoria en Sinaloa, lo harían a manos de un ex Priísta (MALOVA), pero con alianza con el PRD, es decir, toda cuestión de tipo ideológica y de principios para gobernar dicha entidad, pasaría a segundo término, por la revoltura de personajes que se mezclaron.

Quien también sale ganando, y nos sigue demostrando su capacidad y olfato político es la maestra Elba Esther Gordillo, quien con su partido Nueva Alianza, logra colarse a 6 alianzas donde se obtuvieron el triunfo electoral (Aguascalientes, Chihuahua, Puebla, Quintana Roo, Tamaulipas y Zacatecas) en alianzas con el PRI y con el PAN. Sumado a ello, la Maestra fue fundamental para el triunfo de Gabino Cué en Oaxaca, y gana en Puebla con Rafael Moreno Valle, pues se le identifica como un político muy cercano a la maestra. Con ello, el partido de Gordillo sigue ganando terreno político, a pesar de la dolorosa derrota que representa el que su fiel alfil, Miguel Ángel Yunes perdiera en Veracruz.

En resumen, perdió el viejo PRI (Oaxaca y Puebla) y en otros estados gano el nuevo PRI (Zacatecas y Aguascalientes). Además hay que apuntar que en varios estados la batalla era entre el PRI contra ex Priístas, como lo fue el caso de Sinaloa con Malova.

Sería muy aventurado el decir, que esta elección será un fiel reflejo de la elección presidencial del año 2012, sin embargo, lo que si podemos decir es que se confirma la racha ganadora del PRI a manos de la presidenta Beatriz Paredes Rangel, quien vino a darle otra cara este partido tras la estrepitosa derrota que sufrió con Roberto Madrazo Pintado; y el PAN y PRD, siguen sin poder retener sus espacios hasta ahora ganados, y con ello, detener las dolorosas derrotas en elecciones estatales y locales. Y a este paso, si el PAN sigue son reaccionar seguramente, estaremos hablando de un cambio de partido en los pinos.

Del PRD ni hablamos pues prácticamente está en la lona, después de rasgar y casi alcanzar el triunfo en el año 2006 encabezados por Andrés Manuel López Obrador, sus divisiones internas, sus malas decisiones y la alianza de su actual dirigencia, para con el gobierno de Felipe Calderón lo han llevado prácticamente a la ruina electoral, colocándolo como la segunda o en ocasiones hasta la cuarta fuerza electoral del país.

Muchos dicen que es cuestión de enfoques, pues la visión de algunos analistas y Panistas que después del los resultados electorales de este 4 de julio, los hace pensar, que más que un fracaso, la alianza estratégica que hicieron con el PRD para contender por las gubernaturas de Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla y Sinaloa, lejos de ser un fracaso, fue más un acierto. Y es que, tras el triunfo en tres de ellas (Oaxaca, Puebla y Sinaloa) y una dura batalla en Durango (diferencia no mayor a 4%), se piensa que fue un éxito. Lo que habría que decir al respecto, es que en el caso de Puebla el candidato Moreno Valle es gente cercana a Elba Esther Gordillo, así como en Oaxaca Gabino Cué es gente cercana a Ándres Manuel López Obrador.

Bajo esta perspectiva, muchos pudieran pensar igual que ellos, sin embargo habría que aclarar que hasta hace muy poco, tanto el PRD como el PAN eran dos instituto políticos antagónicos, y radicalmente opuestos, sus posturas y formas de gobernar en ocasiones los ha llevado a debates encarnizados de temas muy sensibles por la sociedad, tales como el aborto, el matrimonio gay, uso del condón, entre otros más. Posturas que nos definen un estilo de pensar, un modo y estilo de vida de los simpatizantes o militantes de estos partidos políticos; es decir, la izquierda y la derecha juntas es muy difícil de imaginarlas gobernando en coalición.

Si se trata de números, es probable que se cante victoria según como quieran ver el vaso, ya sea medio vacío, o medio lleno. De tal forma que, si quieren vender la idea de que en el PAN y el PRD no hubo fracaso, y que bien pueden salir en coalición durante las próximas elecciones presidenciales; muchos aún no nos explicamos, cómo es que lograran ponerse de acuerdo en temas donde piensan tan distinto. Quizás pueda ocurrir una desbandada de militantes de ambos partidos que no estén del todo de acuerdo con las alianzas de las cúpulas, quienes buscan a toda costa evitar que el PRI regrese a los pinos, es decir, buscaran el poder por el poder, sin importar proyectos, principios, programas y formas de gobierno.

Héctor Ruíz

Anuncios

2 comentarios sobre “Más allá de los resultados del súper domingo electoral

  1. Hola Héctor, me gusta tu blog y nuevamente felicidades. Respecto a tu columna de hoy, totalmente de acuerdo. Y habrá que esperar, una vez que los gobiernos PAN-PRD tomen posesión cómo le van a hacer para conciliar sus diferencias y no afectar a sus gobernados o qué partido predominará y la actuación de los congresos en esos estados. Nos falta mucho por ver, pienso. Un abrazo
    P.D. No encontré en dónde seguir tu blog.

  2. Creo que en parte tienes razón, aunque numéricamente el PRI es ganador absoluto ( no queda duda de eso) tenemos que valorar que la ciudadanía a entrado ya en una nueva fase de la democracia y esa es, la del voto por la alternancia, Oaxaca y Puebla perdieron no por que fueran el viejo PRI si no porque sus gobernantes han sido altamente cuestionados por la ciudadanía amén de que los acusan de un sin número de a tropelías; el PRI debe de aprender muy bien la lección y comprometerse en verdad con las clases sociales que de nuevo les han puesto la mirada como una opción viable de desarrollo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s