El Leitmotiv (motivo central) de estas líneas, no es el juzgar lo bueno o malo de las demandas universitarias, pues considero que no habrá persona razonable que no coincida con la demanda social más o menos generalizada de mayor educación para el pueblo, lo cual debe de traducirse en mayor presupuesto para universidades. Lo que si pretendo entonces, es invitar al lector a reflexionar sobre su rol como ciudadano, así como el rol de las universidades en la formación de ciudadanos.

Ahora bien, si partimos de los valores: respeto, dignidad y acuerdo, utilizados por la SEP para justificar y retomar las materias de Civismo y Ética en las escuelas, valores que aducen necesariamente a tres conceptos (civismo, ciudadanía y democracia). Pues el civismo es definido como el comportamiento respetuoso del ciudadano con las normas de convivencia pública; mientras que a ciudadanía se puede definir como el derecho y la disposición de participar en una comunidad, a través de la acción autorregulada, inclusiva, pacífica y responsable, con el objetivo de optimizar el bienestar público. Así mismo, a la democracia podemos definirla como una forma de gobierno, de organización del estado, en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que le confieren legitimidad a los representantes.

Asociando estos conceptos, podríamos decir que el civismo contribuye a la formación de ciudadanos, quienes dentro del contexto de una sociedad (en transición a la democracia como la nuestra) tienen la obligación civil de participar en la toma de decisiones inherentes a su persona y su entorno; esto es, que si el gobierno se rehúsa a escuchar sus demandas, resulta válido que busquen ser escuchados y tomados en cuenta. Así entonces, si nos planteáramos el cuestionamiento sobre si las marchas de la UdeG fomentan los valores cívicos, podríamos decir que solo en parte, es decir, siempre y cuando dicha participación sea informada, motivada y sin presión alguna. Cabe recordar que por lo general las universidades y en especial las universidades públicas han sido semillero de luchadores sociales, donde su participación en grupos estudiantiles o temáticos ha contribuido a la par de las aulas en su formación civil.

Por otra parte, México al igual que otros países sufren cambios sociales, políticos y culturales importantes, donde la cultura de democracia aun no termina de arraigarse, y los gobiernos no han logrado dar respuesta oportuna y eficaz a las demandas sociales. Es aquí donde resultan relevantes los movimientos sociales, donde la sociedad poco a poco y de forma más o menos estructurada comienza a organizarse en grupos o redes sociales de presión, y Jalisco y su sociedad no está exenta de estas manifestaciones.

Para Shakespeare: El aprendizaje es un simple apéndice de nosotros mismos; dondequiera que estemos, está también nuestro aprendizaje. Esto puede entenderse como que el aprendizaje, la educación y la formación de los jóvenes, y en general de la sociedad, no necesariamente se da solo en las aulas, pues los seres humanos constantemente aprendemos de nuestro entorno. En todo caso, lo que si podemos afirmar es que las marchas pueden ser vistas como parte del aprendizaje cotidiano y extramuros de los universitarios. Sin poner en tela de juicio de si es mala o buena su participación, pues creo que solo debe de ser vista como una experiencia y un aprendizaje de como grupos o redes sociales pueden organizarse para ejercer presión para que sus demandas sean escuchadas.

En resumen, podríamos decir que el participar en una o varias marchas universitarias no te hace ni mejor, ni peor ciudadano, simplemente es una de muchas actividades que pueden ser vistas como formadoras de acuerdo enfoque que se le quiera ver y contexto en el que se desarrollan, es decir, si los manifestantes están o no convencidos de las demandas, y si participan libremente. Estas marchas, no pueden ser vistas como parte de la formación universitaria, pues son producto de un contexto especifico, y no así de una asignatura donde un profesor les enseñe como debe de hacerse una manifestación.

Publicado el día Domingo 05 de Septiembre de 2010

Periódico MURAL: http://www.mural.com/editoriales/nacional/554/1106112/

Héctor Ruíz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s