El sistema de gobierno que tiene nuestro país (presidencial), así como el tipo y forma en que se integran los demás poderes, principalmente el legislativo; permiten la polarización de los debates, la división y confrontación, por encima del consenso y trabajo legislativo. Ello ha propiciado que ningún partido político obtenga la mayoría en con congreso, ni siquiera el partido que gano las elecciones presidenciales. Muchos atribuyen a este fenómeno, a los contrapesos de las democracias, donde unos le cuidan las manos y los excesos a los otros. Sin embargo hay de excesos a excesos, pues la parálisis legislativa, los enconos entre personajes que asumen una rivalidad más personal que política o de forma de pensar y de ver las cosas, todo ello no está dejando una  gran enseñanza, que así no vamos y estamos creciendo y avanzando al ritmo que lo requiere México.

Pretendemos afrontar nuevos paradigmas, nuevas problemáticas sociales y culturales, enfrentar los embates de las crisis económicas con instituciones, practicas y mañas del pasado. Todas nuestras instituciones se han visto rebasadas por la realidad, por los problemas del día a día. La seguridad se perdió desde hace mucho tiempo en gran parte del país, el apego a la legalidad, el estado de derecho, la corrupción en nuestro sistema judicial y un inmenso número de problemáticas, algunas muy locales, otras de carácter nacional. La descoordinación entre cuerpos policiacos, la sumisión de los cuerpos y mandos policiales hacia los carteles del narco y grupos delincuenciales, hacen cada vez más grande el divorcio entre estado y sociedad.

En el caso del poder legislativo, se han registrado grandes pérdidas por confrontaciones estériles entre grupos parlamentarios, primero entre el PAN y el PRD, y ahora entre el PRD y PAN contra el PRI. El tener un legislativo dividido ha sido el deterioro de la capacidad para procesar reformas de gran envergadura. Las reformas constitucionales necesarias para adaptar la legislación a la realidad, y que se alcanzaron en el periodo de 1989 a 1997, contrastan con lo que ha ocurrido en la última década; el déficit de corresponsabilidad ha significado dificultades para cambios legales de fondo, a pesar de que la incapacidad de transformar o crear instituciones conspira contra el desarrollo económico, político y social del país. El Congreso ha legislado y mucho, pero el problema está en los cambios estructurales o trascendentes.

Quizás es tiempo de reinventar al poder legislativo, haciéndolo cada vez más productivo, eficiente y eficaz, más profesional, pero sobretodo pensar en que las mayorías no son del todo malas, si se saben manejar con responsabilidad y si se construyen acuerdos. Pensar en un presidente con un poder legislativo a modo, eso no sería coherente; pero si pensar en un poder legislativo donde el presidente pueda trabajar en estrecha colaboración con el legislativo, donde lejos de obstaculizar, facilite y encuentren coincidencias más que diferencias.

Pensar por ejemplo en reducir el número de diputados federales y senadores, bajar el salario y presupuesto del poder legislativo, estas son demandas ciudadanas cada vez más populares entre la sociedad. El descredito y poco prestigio de los legisladores son cada vez más preocupantes, pero esto parece no preocuparles a los principales partidos políticos, mientras estos conserven el control de lo que se hace o no se hace.

Pensar en grande sería en todo caso, en debatir sin miedo a los costos políticos sobre estos y otros temas no menos importantes, poniendo de manifiesto que los problemas del país están por encima de cualquier interés obscuro y perverso de algún grupo o partido político.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s