La fidelidad del voto es cada día menor, el sentido del voto se ha transformado, ahora el elector castiga, el elector se cobra lo que el candidato ha hecho, pero sobre todo lo que ha dejado de hacer. La sociedad ahora es más crítica, y han comenzado a utilizar al voto más como medio de castigo que para ratificar la confianza en determinado partido político o candidato en específico. El voto de castigo está cada vez más presente en el imaginario del electorado, ahora castigan, más que premiar; y utilizan el voto para elegir por descarte, o dicho de otro modo, para elegir al menos peor sin importar del todo si coinciden o están convencidos que su elección fue la mejor opción, pues la razón de su voto obedece más a el voto en contra, al voto de castigo, al voto útil para cambiar o quitar a quienes están en el poder.

Cierto es que las diferencias ideológicas entre los partidos políticos es cada vez menor, que cada vez es más común ver como políticos brincan de un partido a otro sin distingo de colores o ideología, toda vez que no fueron designados o favorecidos con una candidatura o puesto que anhelaban. Eso sin lugar a dudas, trae consigo una serie de consecuencias tales como la crisis de legitimidad en los partidos y en los políticos, la sociedad dejo de creer hace mucho en lo político, hoy en día el ser político es sinónimo de corrupción, de altos sueldos y de ineficacia. Hoy por hoy, la corrupción no respeta partidos, colores o ideologías políticas, ninguno se escapa del desprestigio, que por cierto se lo han ganado a pulso.

La época en la que las campañas políticas eran confrontaciones entre ideologías, quedo atrás, hoy las campañas son más producto de la mercadotecnia política o comercial, donde se busca vender al candidato o al partido como el mejor, más que convencer al electorado que las propuestas o plataforma política ofertada es la mejor opción. Sin embargo, hoy por hoy, la gente no vota por lo que has hecho, sino por lo que vas a hacer. Es decir, la gente comienza poco a poco a despertar y razonar su voto, a utilizarlo para castigar más que para premiar.

Anuncios

Un comentario sobre “Campañas políticas del siglo XXI

  1. Me grato escucharte hablar con palabras tan claras, espero pronto escucharte hablar más de estos y otros temas que cada día son una realidad, tan claro como lo planteas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s